IMG_6097.JPG

Mocha

 
 

Te conozco de otra vida 

una de humedad de madera y penumbra 

una sin memoria y arena en las manos 

recién aterrizado y por despegar 

En ese país

se mezclaba la arena con la niebla en el horizonte 

sólo se escuchaba el mar

Allá los cultivos no tenían estaciones y la gente no tenía seres conocidos 

Dedicado a caminar en círculos 

borré las líneas de mis zapatos 

olvidé  que las vacas pastan pasto

que los delfines no vuelan 

y que no todos los cerros tienen forma de sombrero. 


Descubrí que el amor tiene forma de tomate

y que los tomates llevan sonrisas dentro.

En este país en que los locales son foráneos 

en que los peces no tienen memoria 

en que la avioneta se espera como a los pájaros 

en que a las visitas se les recibe como a las tormentas,

cavé un hoyo y enterré mis pies en arena 

busqué la dirección del viento y me hice bandera 

transformé mi boca en ojos,

para que cuando baje el sol

mis párpados hagan su reverencia 

y repetir cuando el nacimiento del sol

me entre por la nuca, entre la mandíbula, detrás de la boca.

Marzo 2019.